Bodega, museo, vino y arte: visita imprescindible en La Rioja

Visitar bodega en Logroño

Bodega museo en Logroño: Bodegas Ontañón

Hoy te voy a hablar de una bodega de las imprescindibles en La Rioja, ésa que te va a enamorar y que además vas a recomendar: Bodegas Ontañón.

No esperes una bodega al uso … esto es Criteria Enoturismo y el “más de lo mismo” no va con nosotros.

Te cuento lo que vas a ver, lo que vas a sentir me lo contarás tú:

Llegas y te encuentras en lo que fue una fábrica de caramelos, construida en los años 70. Quizá sea lo último que te esperes encontrar cuando vas a una bodega. ¿Por qué está ahí?

Los orígenes de la bodega están en Quel

Quel está en Rioja Baja. En su momento elaboraban vino del año, pero cuando la familia decidió hacer vino con crianza se encontraron con que no tenían suficiente espacio para todas las barricas, así que compraron esta fábrica de caramelos a mediados de los 90 y la transformaron en una bodega. Bueno no, en un museo, o mejor en ambas cosas.

La primera impresión en la bodega

La primera impresión en la bodega no puede ser más acogedora: jardín con olivos, una recepción que te invita a entrar y no salir, calidez, bienestar, comodidad,  madera clara, enorme ventanal, asientos, música ambiental muy bajita … ¡como para no moverte de ahí!

Turismo en La Rioja: bodegas Ontañón

Hall de Bodegas Ontañón. Enoturismo en Logroño

Cuando te atienden te muestran un vídeo breve y muy claro sobre detalles que te ayudarán en entender la filosofía de la bodega, del museo, comprenderás que realmente estás en un Templo por y para el Vino.

Pasas a la sala de depósitos de la bodega

Si has visto más bodegas te esperas lo de siempre: una sala más bien fría con enormes depósitos de acero, que te pueden impresionar más o menos pero de la que estás deseando largarte ¿verdad?, pues lo que te vas a encontrar es otra cosa:

Entorusimo: depósitos de acero

Sala de Depósitos de Acero de Bodegas Ontañón

Esas vidrieras, como gran parte de las piezas de arte que te vas a encontrar en Ontañón, son del artista riojano Miguel Ángel Sainz.

Prepárate para ver  una colección privada de sus obras que es una auténtica joya. Él falleció hace relativamente poco a los 47 años, pero como dice Jesús (quizá te enseñe él la bodega) se le nombra a diario y sigue ahí presente. Un merecido homenaje a una parte del alma de la bodega.

Sala de barricas de la bodega

En la sala de barricas la mitología y el arte ahí están también.

Además, ¿te han explicado alguna vez el por qué de la forma y dimensiones de las barricas comunes? Sí, las de 225 litros, las más habituales aquí.

arte en Bodega de Rioja

Vino y arte en la sala de barricas de Bodegas Ontañón

Más sensaciones en Bodegas Ontañón

Dime cuántas veces has estado en un laberinto de botellas. Ese laberinto desemboca en una escultura de Perséfone, la diosa de la Naturaleza que ya me dirás qué te transmite: atención ahí a los juegos de luz en las paredes  … no digo más.

Arte y Mitología en bodega de Rioja

Perséfone: diosa de la Naturaleza en Bodegas Ontañón

Y no te pierdas el culebrón que te contarán ahí mismo con Zeus, su hermano Hades, Perséfone la diosa de la Naturaleza y su hija como protagonistas.

Cata de Vino en Bodegas Ontañón

Tras pasear por estancias de puro arte, un arte lleno de contrastes, emociones y significados, pasamos a la cata.

Nada de estar de pie e incómodo. Te miman: Mesa, sillas, comodidad.

La persona que te atiende dirige la cata de forma sencilla a la vez que didáctica, y con un lenguaje muy cercano para que te sientas bien catando, para que imagines, descubras y te enamores de esos vinos que estás conociendo y compartiendo.

En Ontañón quieren que estés a gusto y lo consiguen.

Dos aspectos interesantes:

  • Ideal para familias

Si vas con niños no se querrán ir: ésta es su bodega.

Aquí los niños son especiales. Nada de tenerles con un dispositivo móvil o preguntando todo el tiempo a sus padres el típico “¿cuándo nos vamos?”

En Ontañón tienen tal capacidad de atracción que consiguen que los niños disfruten de verdad, que se sorprendan, se diviertan, alucinen, se rían, se sientan especiales, y eso no me negarás que para los padres es de agradecer. El viajar con niños no limita tus planes en Ontañón.

Tienen además un cuento cuyo protagonista es un moco que, como no podía ser de otra forma, se llama Filoxero. Los niños se implican en lo que ven, en lo que les cuentan, aprenden cosas curiosas (y seguramente tú también), ¡y les encanta su cata de mostos!

Si estás en La Rioja con niños, aquí tenéis plan.

  • Visitas especiales a la viña

El aire, el silencio, la naturaleza, el ambiente que se crea, el vino, el picnic, … ¡pura emoción!

Es tan especial esta experiencia que sencillamente no te la puedo contar, es algo que hay que vivir. Cuando vengas lo entenderás.

¿Cómo te quedas?

Dinos cuál es tu plan de vida, tus circunstancias, tus apetencias, preferencias, presupuesto,  y te diseñamos tu escapada en La Rioja, ésa que no olvidarás jamás. Te vas a enamorar de La Rioja.

Somos Artesanos de Experiencias, esto es Criteria Enoturismo y nos adaptamos a ti.

Conocemos las bodegas imprescindibles para visitar en La Rioja y muchas más experiencias que ni sospechas. Ven de nuestra mano y alucinarás.

¿Compartes? Gracias 🙂